La ¿Tarotista? del Red Bull

LOS MEJORES TAROTISTAS DEL MUNDO

Por +Shatyushka Poisonivvy

Yo digo que de pronto se vale fisgonear lo que hacen los colegas en la web… ¡Qué! ¿No?… Por supuesto que sí. Para saber qué están haciendo otros allá afuera.

Y así me fuí a la calle virtual de los oráculos, donde todas las cámaras de los psíquicos están encendidas y ellos listos para hacer las lecturas de Tarot y visualizaciones que les pidan. Ahí están mezclados psíquicos de verdad con telefonistas de call center que lo mismo les da llamar para amenazar a un deudor bancario que atender a una adolescente con el corazón roto por el abandono de su gran amor. OMG!! Eso no se le hace a nadie.

Los políticos suelen decir que entre gitanos no se leen la mano y desde luego un psíquico natural no necesita que otro le adivine el futuro. Pero ahí en la calle virtual de los oráculos me detuve unos momentos y seleccioné al azar una pantalla en la que una chica muy sonriente, pero dispersa, que bien podría haber pasado por telefonista de hot-line, intentaba hacer una lectura de Tarot a un muchacho.

Yo podía escuchar las preguntas que hacía el chico porque él estaba en una sala general de videoconferencias (la lectura de Tarot era gratis y por lo tanto no había privacidad en las consultas) y en un momento dado, la tarotista puso cara de fastidio, sacó de su bolso que estaba junto a la computadora, una lata de Red Bull y empezó a beber un poco.

La tarotista reía cada vez con más fuerza ante las preguntas del consultante – recuerdo que su nombre era Johnny – y no paraba de beber Red Bull. Las respuestas que la tarotista del Red Bull daba a su consultante eran raras, por decir lo menos.

Sentí pena por su consultante, que parecía desesperado por obtener una respuesta que le ayudase a encontrar una luz a sus problemas. Sin embargo, yo me había prometido estar en la calle virtual de los oráculos sin hablar, sin hacer proselitismo en favor de Los Mejores Tarotistas del Mundo o de cualquiera de los grupos afiliados a The World Psychic Sorcery Secret Society.

Decidí alejarme de la calle virtual de los oráculos; pero hasta este momento sigo pensando que ningún auténtico psíquico podría hacer sus lecturas de Tarot o visualizaciones psíquicas habiendo bebido una soda o refresco con gas, mucho menos una lata de Red Bull, cuya función es alterar los sentidos para rendir físicamente. ¡Para nada! <<>>

 

¿Quiéres conocer a psíquicos de verdad?
Solicita una lectura de Tarot con

LOS MEJORES TAROTISTAS DEL MUNDO
Advertisements